#UErfanos

Al cumplirse hoy un año del primer acuerdo del Consejo Europeo sobre reubicación y reasentamiento de personas solicitantes de asilo, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha señalado la “pasividad flagrante” de las autoridades europeas para llevar a cabo este proceso.

Las más de 3.105 reubicaciones y poco más de 7.200 reasentamientos realizados hasta el momento están muy lejos de los compromisos alcanzados en julio del año pasado y ampliados en septiembre.

refugiados ue

“Resulta doloroso, y casi macabro, que sólo en 2016 hayan muerto cerca de 3.000 personas en el Mediterráneo, una cifra cercana a las que la UE ha conseguido reubicar desde el pasado septiembre”, declaró Estrella Galán, secretaria general de la entidad. Según CEAR, de seguir con este ritmo la UE tardaría 43 años en cumplir con las 160.000 reubicaciones a las que se comprometió realizar en 2.

Además, CEAR apunta que estos acuerdos se firmaron para dar respuesta a una situación determinada, pero esa realidad pronto fue superada ya que en 2015 las personas que llegaron a Europa superaron el millón y durante este año esta cifra asciende ya a más  de 230.000.

“Hace un año dijimos que estos procesos suponían un avance, pero que eran insuficientes. Hoy decimos quela UE no ha sido capaz ni ha tenido voluntad de poner ese pequeño parche ante un drama humanitario que afecta a millones de personas”, lamentó Galán.

Preocupados en que no lleguen

A pesar de los tímidos avances en ambos procesos en los últimos meses, CEAR reprocha a los líderes europeos que “siguen tomando decisiones más preocupados en impedir la llegada de solicitantes de asilo que en ofrecerles un lugar de acogida digna”.

Ante esta situación, CEAR reclama al Gobierno español impulse que la UE asuma su responsabilidad y ponga los medios necesarios para agilizar estos procesos en su origen, así como aborde las causas de los desplazamientos forzados y no recurra al chantaje de la cooperación con países vecinos condicionada al control de fronteras.

Por último, desde CEAR apuntan que los últimos acontecimientos en Turquía suponen una muestra más de que éste no es un país seguro y no ofrece las mínimas garantías de acogida para los refugiados que sean expulsados desde Grecia.

Proceso reubicacion


UErfanos + cear nieve hor

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha querido alertar hoy sobre el riesgo de situaciones extremas a causa del frío para miles de personas que viajan por Europa en busca de asilo con la llegada de bajas temperaturas, ante la inacción y descoordinación de las políticas de los países de la Unión Europea.

Para CEAR, la cumbre celebrada ayer por parte de los 11 países que forman la ruta desde los Balcanes hasta Alemania es una muestra más de que los refugiados se mueven más rápido que los Estados de la Unión Europea a la hora de adoptar a acuerdos y llevarlos a cabo. Mientras los países de la UE siguen debatiendo y dilatando vergonzosamente la toma de decisiones, los refugiados siguen arriesgando la vida en el Mediterráneo, y aquellos que ya han llegado deberán afrontar temperaturas que pueden provocar cientos de casos de congelación.

“Si algo hemos comprobado estos últimos meses es que para lo único que hay acuerdos es para levantar vallas, lo cual estamos viendo que no es ninguna solución”, afirmó Estrella Galán, secretaria general de CEAR, quien lamentó que los países de la UE siguen ocupados en cerrar las fronteras y no en plantear vías seguras para que los refugiados no deban arriesgar su vida en su trayecto hacia Europa.

“Confiamos en que los dispositivos de acogida temporal propuestos en la pasada cumbre no se conviertan en una solución definitiva en países donde no se garantice el derecho de protección de los solicitantes de asilo” aseguró Galán.

Además, desde esta organización recuerdan que la lentitud para llevar a cabo estas reubicaciones –las primeras aprobadas el pasado junio- ha provocado que miles de personas hayan tenido que iniciar un recorrido en busca de un país seguro en condiciones durísimas, y que se agravarán con la llegada del invierno.

Reubicación permanente

Desde CEAR critican que la decisión de reubicar a 160 mil personas refugiadas entre diferentes países de la UE supuso un avance, pero desde luego no puede tomarse como la solución definitiva. “Este año han llegado más de 700 mil personas a Europa, la inmensa mayoría potenciales solicitantes de asilo. Nadie ha explicado qué va a pasar con las cerca de 500 mil personas refugiadas que se quedarán fuera de este acuerdo”, lamentó Galán.

Ante esta situación, CEAR reclama un procedimiento permanente de reubicación a nivel europeo. “La situación de los refugiados no es una emergencia coyuntural. Es una realidad que deberá afrontar la Unión Europea en los próximos años y por tanto debe empezar a diseñar una política estable que se plantee algo más que reaccionar tarde ante las emergencias”, concluyó Galán.