#UErfanos

  • La organización denuncia el incremento de controles fronterizos dentro la Unión Europea, la confiscación de bienes y la criminalización de los refugiados.
  • Invitamos a los líderes europeos que antes de tomar cualquier decisión recuerden las  177  personas que han muerto solo durante el 2016 tratando de llegar a Europa, y adopten medidas en consecuencia.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) lamentó hoy que las medidas que en las últimas semanas han tomado varios países europeos están aumentando innecesariamente el sufrimiento de las personas que han llegado a Europa en busca de asilo y suponen un “grave retroceso” en las políticas de acogida que acordó la Unión el pasado septiembre.

Según la organización, en el encuentro de Ministros de Interior y Justicia europeos que se celebró ayer en Amsterdam se volvió a pensar en poner “parches” a esta situación, como la reforma del tratado de Shengen, en vez de afrontar de forma conjunta esta crisis humanitaria.

Además, CEAR ha denunciado la confiscación de bienes puesta en marcha por Dinamarca, Suiza y varios estados de Alemania, así como la reintroducción temporal de controles fronterizos en varios países del espacio Schengen con el único objetivo de dificultar el tránsito de los refugiados.

“Invitamos a los dirigentes europeos que, antes de tomar cualquier decisión, tengan muy presentes las 177 personas que han muerto durante 2016 -junto a las 3.700 en 2015- tratando de llegar a Europa, y adopten medidas en consecuencia, sin repetir las recetas que han fracasado”, propuso Estrella Galán, secretaria general de CEAR.

La organización recuerda que, a pesar del invierno, siguen llegando miles de personas a Europa huyendo de la persecución y de la guerra, mientras los líderes europeos parecen más preocupados en impedir las llegadas y dificultar el recorrido de los refugiados más que buscar soluciones reales. Así, Dinamarca Suecia, Alemania, Austria, Francia y Dinamarca han reintroducido en las últimas semanas controles fronterizos con otros países de la UE.

“El mejor termómetro para medir la voluntad política de la UE son los 385 refugiados que han sido reubicados en 5 meses, de los 160.000 a los que se comprometieron”, apuntó Galán. Asimismo, CEAR mostró su preocupación de que algunos países adopten leyes criminalizadoras hacia las personas refugiadas, así como por una posible reforma del reglamento de Dublín no se centre en la protección de los derechos de los solicitantes de asilo.

Colonia como excusa

Desde CEAR critican que algunos dirigentes políticos hayan comenzado a proponer medidas contrarias a la acogida tras los sucesos ocurridos la noche de fin de año en Colonia. “Parece que más que un motivo real, algunos estaban esperando una excusa para no respetar el derecho de los refugiados a pedir asilo”, criticó la portavoz de CEAR.

A falta de que se confirme la autoría de unos “hechos deleznables”, para esta organización no se puede criminalizar al más de un millón de personas que llegaron el año pasado a Europa.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa